Refinería de Cajamarquilla próxima a producir 320 mil toneladas anuales de zinc

03/08/2010. En los próximos meses, la refinería de Cajamarquilla alcanzará la producción programada de 320 mil toneladas de zinc, informó Paulo Motta, director de negocios zinc de Votorantim Metais quien además informó que la firma brasilera buscará un mayor aprovechamiento de la recuperación de los subproductos.

Motta informó que la compañía adquirió la refinería cuando producía 126 mil toneladas anuales, pero con las inversiones realizadas durante los años 2007 - 2008 se logró llegar a las 160 mil toneladas.

“En el último mes la producción fue 80% del volumen proyectado. En los próximos meses vamos a cumplir con las 320 mil toneladas”, precisó.

La empresa brasileña compró el 99% de esta refinería de zinc a Teck Cominco y a la japonesa Marubeni que poseían el 85% y 14%, respectivamente, en el año 2004.

Motta explicó que al inicio de la compra, el plan sólo contemplaba 240 mil toneladas de zinc, sin embargo revisaron su planificación y se pusieron una meta más alto. “Cajamarquilla será la quinta mayor refinería de zinc del mundo, sino también una de las mas competitivas”, subrayó.

La compañía invirtió US$ 210 millones en la compra de esta refinería, e invirtió US$  600 millones más en las expansiones.

Además de zinc, Cajamarquilla produce cobre, plomo, plata, cadmio en forma de concentrado.

La sección Metales del grupo Votorantim posee actualmente 81% del mercado brasileño del zinc  y 79% del mercado latinoamericano de zinc. En los EEUU mantienen operaciones de reciclaje de este metal.

“Tenemos 5% de participación en el mercado europeo. Con la duplicación de la producción de la planta de Cajamarquilla vamos a tener la posibilidad de exportar más desde Perú hacia Europa”, explicó el director superintendente de Votorantim Metais, Joao Bosco.

POTENCIAR SUBPRODUCTOS

Motta explicó que un punto importante de la operatividad de una refinería de zinc es la habilidad de recuperar los subproductos, pues en el concentrado de este metal siempre hay otros metales como es el caso de plomo, plata, indio, cobre.

“Estos metales actualmente son recuperados algunos en la forma de concentrado, y son vendidos como concentrado y otros en forma metálica. Nuestro objetivo es producirlos en forma metálica. Para ello, estamos trabajando en un proyecto para indio y plomo en el Brasil, que en el futuro aplicaremos en Cajamarquilla”, precisó.

Agregó que el plan estratégico de la empresa prevé transformar el concentrado de cobre en cátodo de cobre.

“Cuando se compara estas recuperaciones con el volumen de la industria es bastante bajo, pero para una refinería tiene un valor muy significativo tanto para sus ingresos como para su rentabilidad”, explicó.

El ejecutivo informó que en los planes de la empresa en Perú preveía la integración entre las minas locales y la refinería, pues esto permite un mayor valor del mineral, generando más ingresos y empleo al país.